•   
  •   

Síguenos


Inicio / Eventos Sofofa / Ciencia y Tecnología / SOFOFA organiza desayuno con destacado economista Amin Toufani

SOFOFA organiza desayuno con destacado economista Amin Toufani

  • Digitalizacion y Transformación Digital de empresas y gobiernos

  • Digitalizacion y Transformación Digital de empresas y gobiernos

  • Digitalizacion y Transformación Digital de empresas y gobiernos

  • Digitalizacion y Transformación Digital de empresas y gobiernos

Santiago, viernes 21 de octubre.- SOFOFA, por iniciativa del Consejero Raul Ciudad y en colaboración con Singularity University, realizó encuentro titulado “Digitalizacion y Transformación Digital de empresas y gobiernos” donde expuso el señor Amin Toufani, destacado economista Director de Estrategia y Vicepresidente de Relaciones Estratégicas de Singularity University. En la presentación se analizó el impacto de las transformaciones de la tecnología en personas, empresas sociedades y gobiernos.

En un mundo cambiante las personas buscan estabilidad. La frustración por la situación económica, por el crecimiento sin aumento de empleos y la percepción de desigualdad son el impulso de reacciones tales como movimientos antisistema o anti globalización, que tratan de revertir cambios que son percibidos como amenazantes por una gran cantidad de personas.

Toufani plantea que para predecir el éxito de las personas se debiera utilizar el denominado “coeficiente de adaptabilidad”. Se trata de un conjunto de competencias correlacionada con la habilidad para des-aprender, es decir, deshacerse de conocimientos obsoletos para adquirir nuevos. Esta capacidad adaptativa es entrenable y debiera ser una capacidad educada en los colegios. En el mismo sentido, plantea la necesidad de dejar la pretensión del conocimiento que caracteriza a educadores y personas con poder, para abrazar el mapeo sistemático de lo que no conocemos, para de este modo efectivamente incrementar el conocimiento.

Respecto del futuro de las empresas, se planteó como ejemplo compañías tales como UBER o AIRBNB, las que ha sido capaces de generar modelos de negocio por los cuales obtienen ingresos sin contar con activos significativos, experimentando tasas de crecimiento exponenciales, y gatillando una transferencia neta de poder entre los actores establecidos y las empresas emergentes.

La consecuencia natural de estos cambios es una transformación radical del entorno de trabajo, con mucho menor cantidad de empleados. De acuerdo a Toufani, las empresas que sobrevivan y sean exitosas enfrentarán un entorno menos estable, con menos productos, tomarán decisiones basadas en datos, contarán con un menor número de empleados y definitivamente serán “compañías plataforma”.

Respecto de transformaciones sociales, Toufani hace especial hincapié en el impacto de los automóviles autónomos y la potencial expansión de las ciudades al hacer más eficiente el transporte y permitir el desarrollo de otras actividades durante los desplazamientos (leer, estudiar, dormir). En su opinión, el incremento lineal de las distancias a recorrer producirá un aumento cuadrático en la cantidad de tierra disponible para desarrollo urbano, con lo que naturalmente los precios de los bienes inmobiliarios se reducirán fuertemente. Esto tendrá consecuencias radicales en el mundo de las finanzas.

El ejemplo inmobiliario es uno de los muchos los aspectos en los cuales la tecnología ha generado una deflación sistemática de los precios. Por ejemplo, aumentando la performance, disminuyendo los precios y expandiendo la capacidad del almacenamiento de información, muchos aparatos insospechados hace unos años serán accesibles por grandes números de personas. Este proceso deflacionario es una parte de las explicaciones de la sistemática reducción del rendimiento de los bonos, que en algunos casos llegan hasta rendimientos negativos.  Si bien en el origen la deflación de precios que permite la tecnología tiene un efecto benigno – ya que hace accesible bienes y servicios para personas que de otras formas no podrían utilizarlos-, genera efectos económicos insospechados.

La reducción en el precio de la tecnología es consencuencia de un círculo virtuoso, por el cual aumenta la performance de los computadores, lo que a su vez hace bajar los precios y aumentar en órdenes de magnitud las capacidades de computo disponibles. Esto, a la larga, permite mejorar los diseños que terminan generando nuevas generaciones de computadores aún más eficientes.

Sin embargo, el efecto de la mayor capacidad de cómputo disponible no se limita al diseño de computadores. Hoy día el campo que está produciendo cambios más radicales es el fenómeno conocido como Deep Learning, mediante el cual computadores programados especialmente, son suministrados con grandes bases de datos para las cuales son capaces de formular hipotesis relevantes a partir de la data, testear en forma autónoma dichas hipotésis, generando por si mismos nuevo conocimiento. Mientras que, en las generaciones anteriores, el investigador era el que definían las hipótesis sobre las cuales el computador trabajaba.

Por último, Toufani plantea que los estados nacionales como los conocemos han fracasado en sus intentos de imponer límites y fronteras. Las personas, el capital y las ideas fluyen entre países. Por otra la parte, las herramientas para medir el progreso con indicadores económicos tales como el crecimiento del producto geográfico bruto no da cuenta del impacto positivo de nuevas tecnologías que eventualmente pueden mejorar la calidad de vida de las personas, mientras reducen significativamente el PGB. Menciona como ejemplo una eventual cura para el cáncer, que sería positiva para la humanidad, pero destruiría todo un sector económico (los proveedores de servicios de salud dedicados a la lucha contra el cáncer)

En opinión del expositor, los países exitosos serán – al igual que las empresas-  aquellos que puedan transformarse en plataformas atractivas para el talento. De hecho, ya existen índices de atractivo de países en función del interés de personas altamente calificada -y por lo tanto políticas inmigratorias- y la facilidad para hacer negocios, los que son vitales para el éxito de los países.

Tal como se ha visto en los movimientos populistas mencionados al principio, no es seguro que todo este proceso de transformación basado en tecnología termine en escenarios positivos. De hecho, por primera vez en la historia es posible que los avances en medicina puedan hacer que algunos pocos superen enfermedades o sean modificados genéticamente de formas insospechadas y que terminen creando “castas”. Así, las divisiones sociales que generan malestar pueden llegar incluso a expresarse en genéticas diferentes, frente a una masa que no tiene acceso a esos servicios. El potencial de tensiones que esas distopia generan puede ser catastrófico. Sobre el punto, Toufani es partidario del establecimiento de un ingreso básico garantizado para todos los habitantes de un país de modo de aliviar el impacto del reemplazo de las personas por tecnología en los puestos de trabajo y para reducir la creciente desigualdad, que puede alimentar tentaciones totalitarias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *