•   
  •   

Síguenos


Inicio / Comunicados y Declaraciones a la Prensa / Comercio Exterior / Exportaciones a Argentina Cayeron 70% Entre Enero y Abril, las Más Afectadas son Bienes Consumo

COMUNICADO DE PRENSA

Exportaciones a Argentina Cayeron 70% Entre Enero y Abril, las Más Afectadas son Bienes Consumo

Santiago, 28 de mayo de 2002.- Argentina siempre fue para Chile un mercado natural para las exportaciones con valor agregado. Esta situación hoy está cambiando, pues del 70% de la caída que sufrieron las ventas nacionales a ese país en los primeros cuatro meses del año, un 80% corresponde a bienes de consumo final.

El agregado comercial de Chile en Argentina, Manuel Valencia, explicó que entre enero y abril fue el periodo más álgido de la crisis, hubo feriados cambiarios y bancarios muy prolongados e incertidumbre por parte de los actores económicos, que afectaron las decisiones de importar.

“Por eso las exportaciones chilenas hoy en día se concentran en materias primas e insumos e intermedios fundamentales para actividad agrícola, minera e industrial argentina, con desaparición (esperamos transitoria) de algunos productos de consumo como frutas, hortalizas, alimentos elaborados, electrodomésticos, entre otros”, afirmó el diplomático.

Valencia destacó que, pese a todo, hay un sector exportador argentino donde hay oportunidades de venta para los chilenos como la industria petrolera, gasífera, cerealera, oleaginosa, vitivinícola que tendrán reactivación en el mediano plazo y que demandarán insumos y servicios.

Las ventas chilenas al mercado argentino el año pasado llegaron a US$550.000. En tanto, el gerente de Comercio exterior de la Sofofa, Hugo Baierlein, dijo que ya a fines del año pasado el gremio previó un cada en las exportaciones generales de Chile de entre 60% y 70%, lo que se está cumpliendo. Agregó que, entre enero y marzo se vendieron US$ 60 millones, lo que si se proyecta a 12 meses serían US$ 240 millones, mientras que la venta normal de un año promedio es de US$ 600 millones.

En todo caso, más allá de las cifras lo que Baierlein lamenta es “la importante pérdida de un mercado para productos con alto valor agregado como los refrigeradores y otros electrodomésticos que representaban US$ 13 millones al año”.

En cuanto a las ventas de filiales de negocios chilenos en Argentina, Valencia dijo que se habían visto afectadas, como el resto del comercio local, por la caída en las ventas. Sin embargo, “la baja fue más importante a fines del año pasado que en los primeros meses de 2002. Cuando se desata un proceso de devaluación en que nadie quiere tener pesos, la gente tiene propensión a comprar
más por lo que la caída no ha sido tan notable, no va más allá de un 15%”.

Respecto de las deudas impagas, el asesor internacional de la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa), Gustavo Díaz, aseguró que de acuerdo a una encuesta que realizó el gremio a 1.763 empresas de las que respondieron 289 la el monto no cancelado ascendía apenas a US$ 15 millones entre enero febrero de 2002, de los que ya se recuperaron US$ 7 millones.

El presidente de la Cámara de la Cámara de importadores de Argentina, Diego Pérez Santisteban, afirmó que la deuda impaga de compradores argentinos con proveedores chilenos difícilmente supera los US$ 25 millones actualmente. Poco, considerando que Argentina tiene una deuda total por casi US$ 1.500 millones.

Ello, gracias al convenio de pagos recíprocos Aladi que se hizo operativo con Chile y algunos otros países en los últimos meses y a que muchas empresas chilenas tienen filiales en Argentina y viceversa, con lo que pueden arreglar las deudas internamente.

Santisteban ve buenas perspectivas para el comercio con Chile ya que, a su juicio, el convenio Aladi incluso podría permitir que los chilenos reemplacen a otros orígenes de importaciones.

Agregó que el reemplazo de los bienes de consumo por materias primas en las exportaciones chilenas a su país sólo es temporal ya la devaluación pronto se traspasará precios.

EN BUSCA DE NUEVOS MERCADOS

La gerente internacional para América del Sur de ProChile, Marcela Aravena, dijo que se investigaron 300 oportunidades de negocios para que los exportadores chilenos redestinen sus exportaciones desde Argentina hacia otros mercados.

“Lo bueno de esto es que las oportunidades son concretas, es decir Prochile detecta un importador interesado y con intenciones de comprar un producto chileno y se lo pone en contacto con un exportador nacional, por ejemplo en productos del mar se abrieron oportunidades en Europa, Asia y algo en América central”, destacó Aravena.

Estas declaraciones fueron hechas en la jornada de trabajo “Contingencia argentina y las exportaciones chilenas”, organizado por la Sofofa y ProChile.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.