•   
  •   

Síguenos


Inicio / Comunicados y Declaraciones a la Prensa / Corporativo Sofofa / Expertos se reúnen para exponer acerca del informe de Competitividad Global del WEF

Expertos se reúnen para exponer acerca del informe de Competitividad Global del WEF

INTSantiago, 27 de septiembre de 2017.- Con las exposiciones del presidente de SOFOFA, Bernardo Larraín; del presidente de la CPC, Alfredo Moreno; y del Decano de la Facultad de Gobierno de la UAI, Ignacio Briones, se realizó la entrega del informe de Competitividad Global del World Economic Forum 2017-2018.

Durante el encuentro, Ignacio Briones tuvo la labor de dar a conocer los resultados de nuestro país en este índice de competitividad. Luego, Alfredo Moreno, analizó las variables que influyen en la capacidad de crecimiento y en los desafíos que se nos presentan de acuerdo a esta radiografía. Finalizó el análisis el presidente de SOFOFA, Bernardo Larraín, quien analizó los factores que han permitido el crecimiento de las naciones desarrolladas, haciendo hincapié en los desafíos regulatorios que nuestro país posee.

Respecto al pilar instituciones y a la variable de percepción “despilfarro del gasto público” el presidente de SOFOFA aseguró que “hoy, estos dos factores que eran fortalezas del país, han entrado en territorio rojo”.
“Creo que, detrás de eso, hay un deterioro en el proceso para generar políticas públicas. Creo que se relaciona con el frenesí legislativo: cada problema se enfrenta con una nueva regulación y al hacer una nueva regulación no se evalúa si es que es coherente con otras vigentes (…) creo que es fundamental incorporar la cultura de evaluación antes y después de la incorporación de políticas públicas” agregó.

El presidente de SOFOFA además aseguró que el esfuerzo que tenemos que hacer es introducir cambios institucionales en el Estado de Chile para tratar de conducir estos procesos de formación de políticas públicas, compatibilizando formación con la capacidad de aprobar leyes que sean claras y con menores espacios de indefinición”.

Finalizó agregando que “queremos poner en el debate temas que en este ciclo político no se ponen, como modernización del estado, simplificación regulatoria” y que “el esfuerzo que tenemos que hacer es introducir cambios institucionales en el Estado de Chile para tratar de conducir estos procesos de formación de políticas públicas, compatibilizando formación con la capacidad de aprobar leyes que sean claras y con menores espacios de indefinición”.

Estudio de Competitividad Global

En esta nueva entrega del informe Chile se mantiene en el lugar 33 en el Índice de Competitividad Global (ICG) entre 137 países1. Pese a que Chile es el país mejor posicionado de Latinoamérica, se mantiene bastante distante de la mejor ubicación alcanzada en la edición 2004-2005, año en que ocupó la posición 22 entre 104 países.

Al igual que Chile, México mantiene su posición del año anterior (51). Colombia en tanto rompe la tendencia positiva que mostraba desde hace algunos años, cayendo 5 posiciones en la presente entrega (del lugar 61 al 66). Perú cae en esta oportunidad 5 posiciones, ubicándose en el puesto 72, en tanto que Brasil logra romper la tendencia negativa mostrada en los últimos años, mejorando en esta oportunidad en una posición, para ubicarse en el puesto 80.

Del estudio podemos utilizar datos para comparar a Chile con países que se encuentran en el mismo estado de desarrollo de acuerdo a las definiciones del Foro. Se destaca que nuestro país presenta un ranking más balanceado que los otros países en cuanto a los distintos pilares, con la excepción del pilar Salud y Educación Primaria. Por el contrario, la mayoría de los países de este grupo presenta varios “talones de Aquiles”, lo que se aprecia en la multiplicidad de colores amarillo, naranjo e incluso rojo que obtienen varios de ellos. Sin embargo, para alcanzar a países de más avanzada, como por ejemplo Malasia (23), queda un largo camino por recorrer.

A su vez, se puede hacer una comparación más exigente, incluyendo a países desarrollados que ya superaron la etapa de transición ya nombrada y que, por tanto, impulsan su desarrollo basados en la innovación. Se aprecia que Chile obtiene lugares destacados –incluso en comparación con países de este grupo- en pilares tales como Desarrollo del Mercado Financiero (17), Educación Superior y Capacitación (26), Instituciones (35) y Macroeconomía (36). Esto permite constatar que Chile podría dar un salto importante en competitividad si abordara de manera decidida sus puntos más débiles.

Respecto a las fortalezas del país, al observar los 3 subíndices y los 12 pilares a partir de los cuales se construye el ICG, se observa que el desarrollo del mercado financiero (17) y la educación superior y capacitación (26) sobresalen. En tanto que las principales debilidades del país, se encuentran en la salud y educación primaria (66), la innovación (52), la sofisticación de los negocios (50) y la eficiencia del mercado laboral (49).

En comparación con el año 2016, se destaca el avance en 9 de los 12 pilares del ICG y el mejor lugar obtenido por el subíndice Sofisticación e Innovación, el cual es clave para alcanzar mayores niveles de competitividad en el futuro. Los nueve pilares en que se lograron avances son Infraestructura, Salud y Educación Primaria, Educación Superior y Capacitación, Eficiencia del Mercado de Bienes, Eficiencia del Mercado Laboral, Desarrollo del Mercado Financiero, Tecnología, Sofisticación de los Negocios e Innovación. Se mantuvo la posición en 2 pilares (Instituciones y Tamaño del Mercado) y se retrocedió en el pilar restante (Entorno Macroeconómico). Este último pilar continúa a la baja, y por primera vez deja de ser uno de los pilares que contribuían a mejorar la posición global de Chile. En cuanto a los subíndices, los Potenciadores de Eficiencia mantuvieron su ubicación (31), mientras que el subíndice Requerimientos Básicos subió del lugar 37 al 36 y el subíndice Sofisticación e Innovación subió 6 posiciones, del lugar 56 en 2016 al lugar 50 en 2017.

En términos comparativos con los países de la OCDE, subsisten brechas relevantes en cuanto a la competitividad de Chile versus este grupo de naciones. Los principales pilares respecto a las cuales Chile se encuentra rezagado son Salud y Educación Primaria, Tecnología, Sofisticación de los negocios, Innovación e Infraestructura.

¿Qué es y para qué sirve la competitividad de un país?

La competitividad de un país corresponde al conjunto de instituciones, políticas y factores que determinan el nivel de productividad de un país. A su vez, el nivel de productividad de un país determina la capacidad que tiene su economía para crecer y desarrollarse en el tiempo. Una economía más competitiva es una economía más preparada para mantener un ritmo de crecimiento potencial alto y sostenido.

¿Cómo se mide el Índice de Competitividad Global del WEF?

El Índice de Competitividad Global, ICG, se mide anualmente sobre la base de tres subíndices: Requerimientos Básicos, Potenciadores de Eficiencia y Factores de Sofisticación e Innovación. Estos subíndices están compuestos a su vez por doce pilares, tales como Instituciones, Infraestructura, Eficiencia del Mercado Laboral, Desarrollo Financiero, entre otros. Estos pilares se construyen a partir de 114 indicadores que se calculan a partir de datos “duros”, tales como deuda pública, esperanza de vida, asistencia escolar, entre otros, y de datos cualitativos recolectados por la Encuesta de Opinión Ejecutiva, que en el caso de Chile es aplicada anualmente por la Escuela de Gobierno de la Universidad Adolfo Ibáñez, en su carácter de institución socia del WEF.

**Fuente: WEF y la UAI**

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *