•   
  •   

Síguenos


Inicio / Comunicados y Declaraciones a la Prensa / Corporativo Sofofa / Bernardo Larraín: “Debe haber un compromiso y liderazgo para que la integridad esté en el ADN de cada persona que trabaja en una organización”

Bernardo Larraín: “Debe haber un compromiso y liderazgo para que la integridad esté en el ADN de cada persona que trabaja en una organización”

  • Cultura de integridad, pilar para el crecimiento económico

  • Cultura de integridad, pilar para el crecimiento económico

  • Cultura de integridad, pilar para el crecimiento económico

  • Cultura de integridad, pilar para el crecimiento económico

  • Cultura de integridad, pilar para el crecimiento económico

  • Cultura de integridad, pilar para el crecimiento económico

Santiago, 30 de agosto de 2017.- Con el objetivo de fomentar la cultura de integridad empresarial, SOFOFA junto con KPMG en Chile y la Unidad de Análisis Financiero (UAF) realizaron el seminario: “Cultura de integridad, pilar para el crecimiento económico”,  con asistencia de altos ejecutivos de diferentes sectores empresariales de nuestro país.

Bernardo Larraín, Presidente de Sofofa, destacó en su intervención la importancia de la cultura de integridad en la empresa chilena, “sobre todo cuando las empresas crecen y se complejizan, no se debe suponer que los valores están vivos en una Compañía porque están en un código de ética que se actualiza una vez al año”. Finalmente destacó que lo que debiera diferenciar a la empresa es la conciencia de que estamos trabajando metódicamente la integridad dentro de la empresa, “hay que sobre ponderar la importancia del liderazgo para que la integridad esté en el adn de cada persona que trabaja en una organización”.

Javier Cruz, Director UAF Chile, recordó que Chile no es inmune del lavado de activos, pero lo importante es que los países deben evaluar y entender sus riesgos para identificar cuáles son los sectores que permitan prevenir el lavado de activos ligado a delitos económicos y a la corrupción, “toda organización debe tener internalizado de qué manera pueden prevenir fraudes y su pilar fundamental es la colaboración entre el sector público y privado”, señaló. Destacó además, que en el mundo los inversionistas han tomado la precaución de no invertir en países que no gozan de integridad.

Otro de los exponentes, Mariano Federici, Presidente UIF Argentina, reconoció que la la corrupción afecta tanto a países en desarrollo, como a los ya desarrollados, “ Argentina es un ejemplo del daño que la corrupción y lavado de activo puede generarle a un país”, señaló.  “Todos los países experimentan hechos de corrupción de una manera u otra y  en Chile pueden dar fe de ellos,  pero pocos son los que se sumergen en un estado de corrupción sistémica” agregó.

En esta línea, Tamara Agnic, Socia de KPMG dijo que la corrupción es el factor común en todos los hechos de fraudes, sin embargo en general siempre asociamos la corrupción al sector público, pero llegó la hora de mirar también al interior del sector privado, “el sector privado también tiene una mirada en la corrupción”, señaló. “Es deber de todos empezar a ponerle freno a los focos que pudieran estar alentando estas actividades”, alertó. Por último, indicó que entre los elementos mínimos de un programa anticorrupción es el respaldo y compromiso de la alta dirección para prevenirla, para ello hay que darse cuenta que las empresas son vulnerables al tema.

El seminario concluyó con una mesa redonda liderada por la editora general de Capital, Antonieta de la Fuente, que tuvo como propósito abordar los diferentes cuestionamientos planteados por asistentes.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *