•   
  •   

Síguenos


Inicio / Economía e Industria / Proyectos de Inversión / Observatorio de la Inversión N°16

Observatorio de la Inversión N°16

Catastro de proyectos de inversión Sofofa – Primer Semestre 2017
Proyectos de inversión entregan señales de recuperación y dotación requerida sube a más de 400 mil
• De concretarse los planes de inversión de las empresas, el número de empleos requeridos para su construcción y operación superaría las 400 mil contrataciones, lo que representa un crecimiento de 10% respecto de junio 2016.
• Minería y energía son los sectores que demandarían la mayor cantidad de trabajadores, con el 32,5% y 30,6% del total de vacantes requeridas por los planes de inversión de las empresas, respectivamente.
• La valoración de los planes de inversión a junio de 2017, suman US$178.394 millones, lo que representa un alza de 7,4% respecto de igual periodo del año anterior.
  Descargar en pdf (851 kb)

La actualización -al primer semestre- de los planes de inversión de las empresas con proyectos de inversión ingresados al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA), reportó que el número de personas requeridas para construir y operar dichos proyectos asciende a 402.049 trabajadores, lo que representa un crecimiento de 10% respecto de junio de 2016. Este resultado revierte parte del negativo desempeño observado en los últimos cuatro años.

Al agrupar la dotación requerida por fases, la mayor cantidad trabajadores se concentra en la Fase de Construcción1, con 304.347 puestos de trabajo, lo que implica un incremento de 8,5% respecto de junio de 2016. En Fase de Operación2, donde los puestos de trabajo que se generan son directos y de mayor permanencia, se contabilizaron 97.702 plazas, lo que representa un aumento de 14,9% en igual periodo de comparación (gráfico 1).

Al descomponer por sector económico los planes de inversión, minería y energía explican el 63% del total de la dotación requerida. En minería se contabilizaron 130.574 puestos de trabajo, con un aumento de 44,6% respecto de junio de 2016. Por su parte, en el sector de energía se generarían 122.893 puestos de trabajo, lo que representa una baja de 8,5% respecto del sexto mes del año pasado.

1 Fase de Construcción: Considera los requerimientos de personal propio y de contratistas durante el período de punta o peak de la obra. Abarca desde el momento que comienza la inversión hasta la puesta en marcha del proyecto, esto es, hasta que el mismo se encuentre en condiciones de operar de acuerdo con el diseño, arquitectura, ingeniería y especialidades del proyecto.

2 Fase de Operación: Comprende la contratación directa y permanente de trabajadores para la operación y mantenimiento del proyecto. Se inicia cuando se ha cerrado la fase de construcción del proyecto y éste comienza la generación del bien, producto o servicio para el cual fue diseñado e implementado.

Fuente: Departamento de Estudios Sofofa

1. Catastro de Proyectos de Inversión

Por primera vez en cuatro años el catastro realizado por SOFOFA arrojó un incremento en la inversión, alcanzando un 7,4% de aumento respecto a la medición de junio de 2016. Al valorar la cartera de proyectos de inversión de las empresas, es decir, la inversión activa, ésta sumó US$178.394 millones al cierre del primer semestre de este año.

En el catastro de proyectos de inversión activa se consideraron 726 iniciativas divididas en 176 proyectos que se están llevando a cabo, es decir, En Construcción, con US$31.262 millones por invertir; 421 iniciativas Por Ejecutar, con US$102.680 millones de inversión; y 129 proyectos que tienen alta probabilidad de realizarse, clasificados como Potenciales, valorados en US$44.452 millones en inversión (gráfico 2).

Fuente: Departamento de Estudios Sofofa

1.1. Dotación para planes de inversión activos

De materializarse la totalidad de las iniciativas de inversión, se requerirá una dotación de 402.049 trabajadores, lo que representa un aumento de 10% respecto de la medición anterior. Así, a junio de 2017, se registraron 36 mil empleos más de lo estimado hace un año.

Al descomponer la dotación por etapa de avance, la mayor cantidad de puestos de trabajo se concentró en proyectos Por Ejecutar, sumando 241.387 trabajadores, equivalentes al 60% del total. Le sigue proyectos En Construcción, con 124.521 puestos de trabajo, que representan el 31% de las plazas requeridas. En iniciativas clasificadas como Potenciales, se identificaron 36.141 puestos de trabajo, que explican el 9% del total requerido (gráfico 3 y 4).

Fuente: Departamento de Estudios Sofofa

2. Proyectos de inversión detenidos

Adicional a la inversión activa analizada, existe un conjunto de proyectos clasificados como Detenidos por diversos obstáculos. Estas iniciativas totalizaron 42 proyectos, valorados en US$51.930 millones, lo que significa un 23,6% menos que en la medición de junio de 2016 (gráfico 5).

La menor inversión en proyectos Detenidos se debe, principalmente, a que la empresa Antofagasta Minerals retiró de su cartera de inversiones el proyecto Pelambres IV de US$7.000 millones, pues está evaluando realizarlo por etapas. El objetivo de esta segmentación del proyecto sería maximizar el rendimiento de la mina en la primera etapa con los permisos con que hoy cuentan. Eso implicará desembolsar US$1.100 millones para una nueva molienda y un circuito de flotación, que permitirá contrarrestar la mayor dureza del mineral.

A su vez, el proyecto Quebrada Blanca Fase II de Minera Teck, que asciende a US$5.000 millones, pasó de estar Detenido en la medición anterior a Por Ejecutar en esta oportunidad, pues en octubre de 2016 ingresó a tramitación ambiental. La inversión se encontraba paralizada desde 2012 e involucra la construcción de una concentradora para tratar el mineral hipógeno (sulfuros), extendiendo la vida útil de la mina por otros 25 años. Entre las mejoras que se hicieron al proyecto para evitar conflictos con las comunidades, se cuenta el traslado de las obras lineales desde la zona de Huatacondo hasta las altas cumbres. También se redujo el tamaño que tendrá el depósito de relaves (con una capacidad de 1,25 millón de ton) siendo localizado ahora más cerca del rajo.

Una tercera iniciativa que incidió en la baja de proyectos Detenidos es El Abra Mill Project de la compañía Freeport-McMoRan, donde Codelco posee el 49% de la propiedad y que encuentra como Potencial, pues está siendo reformulado con el objeto de disminuir el gasto en bienes de capital y los costos de operación. La iniciativa considera una inversión de US$5.000 millones, lo que le permitiría triplicar su producción. Mientras estuvo postergado, se revisó la opción de que Freeport vendiera su participación en El Abra, pero ahora la compañía califica la ejecución de esta expansión como prioritaria.

2.1. Dotación necesaria para proyectos Detenidos

Al contabilizar las estimaciones de dotación requerida para construir y operar las iniciativas detenidas, éstas sumaron 106.197 puesto de trabajo en junio de 2017, lo que representa una baja de 31,1% respecto a igual mes de 2016. Esta caída se debe, principalmente, a que los proyectos considerados como Postergados3 disminuyeron 53,8%, al pasar de 71.922 trabajadores en junio de 2016 a 33.208 en esta medición. De igual forma, la dotación asociada a iniciativas Paralizadas4 retrocedió 37%, al agrupar 67.694 puestos de trabajo en junio de 2016 y 42.630 en el primer semestre de este año. Mientras que la dotación requerida en proyectos que no se realizarán, es decir, Desistidos5se duplicó, al agrupar 14.583 puestos de trabajo en junio del año pasado y 30.359 en esta medición, reflejando con ello que las empresas han tendido a reducir y simplificar su cartera de proyectos. Es el caso de Enel Generación restó definitivamente los proyectos de inversión Central Termoeléctrica Punta Alcalde (2.250 puestos de trabajo) y Central Hidroeléctrica Neltume (1.900 puestos de trabajo). Cabe mencionar que, en este último caso, la compañía ya ha anunciado el impulso de un rediseño (gráficos 6 y 7).

Cabe destacar que la mayor demanda de trabajadores de proyectos detenidos se concentra, esencialmente, en los sectores de minería y energía. En el primer caso, la cantidad de puestos de trabajo afectados descendió de 96.497 en junio de 2016, a 46.364 en esta medición, mostrando una caída de 52% respecto de junio de 2016. En tanto, la dotación asociada al segundo caso aumentó de 38.618 puestos de trabajo en junio de 2016, a 43.508 en esta medición, con una variación positiva de 12,7% entre los periodos examinados (gráfico 8).

3 Postergados son todos aquellos que, a pesar de contar con un cronograma de ejecución, no cuentan con aprobación ambiental y se aplazan por registrar estudios, juicios o consultas pendientes.

4 Paralizados son todos aquellos que presentan dificultades para iniciar o continuar sus obras, que cuentan con aprobación ambiental y que incluso podrían haber comenzado con la inversión.

5 Desistidos son todos aquellos que, teniendo o no aprobación ambiental, la empresa decide no desarrollar la inversión.

Fuente: Departamento de Estudios Sofofa
Fuente: Departamento de Estudios Sofofa
Fuente: Departamento de Estudios Sofofa
Fuente: Departamento de Estudios Sofofa
*Resto: Comercio, Industria, Servicios y Turismo
Fuente: Departamento de Estudios Sofofa

3. Proyectos de inversión por sector económico

Al agrupar y valorar las iniciativas de inversión por sectores económicos al primer semestre de este año, el sector de energía concentra buena parte de los proyectos, con un monto de US$69.732 millones. Sin embargo, este resultado muestra una caída de 7,2% respecto de junio de 2016 (gráfico 9). Entre los proyectos energéticos que finalizaron su construcción y salieron del catastro, está la Central Cochrane (US$1.350 millones) de AES Gener. La compañía puso en marcha en octubre de 2016 la segunda unidad de la central termoeléctrica de 266 MW de capacidad, que se suman a la primera unidad consolidando así el proyecto de 532 MW. Otro proyecto energético que salió del catastro es la central a gas Kelar, que se encuentra en operación desde diciembre pasado, con un monto de US$600 millones, destinado a abastecer la demanda de Minera Escondida y las operaciones de BHP Billiton. Así mismo, el grupo francés ENGIE inauguró en diciembre de 2016, en la región de Atacama, la planta solar fotovoltaica Los Loros con una capacidad de 54 MW y una inversión de US$100 millones.

La menor inversión en proyectos Detenidos se debe, principalmente, a que la empresa Antofagasta Minerals retiró de su cartera de inversiones el proyecto Pelambres IV de US$7.000 millones, pues está evaluando realizarlo por etapas. El objetivo de esta segmentación del proyecto sería maximizar el rendimiento de la mina en la primera etapa con los permisos con que hoy cuentan. Eso implicará desembolsar US$1.100 millones para una nueva molienda y un circuito de flotación, que permitirá contrarrestar la mayor dureza del mineral.

Le sigue el sector de minería, que alcanzó los US$52.855 millones, con un crecimiento de 52,4% en comparación a la medición del año anterior (gráfico 9). Entre las iniciativas que impulsaron este crecimiento estuvieron Quebrada Blanca Fase 2 y El Abra Mill Project, de US$5.000 millones en inversión cada una. Otros proyectos que le dieron dinamismo a la inversión fueron Desarrollo Futuro Andina de Codelco Chile, con US$2.900 millones y que reemplazó al antiguo proyecto Andina 244; Optimización del Proyecto Sierra Gorda, ingresado a tramitación ambiental este año, con una inversión de US$2.000 millones y cuyo inicio se prevé para julio de 2018; y Adecuaciones Constructivas y Operacionales del PMCHS, de Codelco Chile, cuyo objetivo -de acuerdo con la Declaración de Impacto Ambiental presentada en el mes de mayo- es la reestructuración de los procesos de Chuquicamata Subterránea, que son claves para mantener su producción a futuro.

Infraestructura por su parte mostraría un monto menor de US$ 36.028 millones, que implica una baja de 2,4% respecto a junio de 2016 (gráfico 9). Este sector mostró la salida de importantes iniciativas de origen Público que se encuentran finalizadas, como la Nueva Línea 6 de METRO, cuya puesta en marcha se inició a fines del primer semestre de 2017, significando un desembolso de US$950 millones. Este nuevo trazado del tren subterráneo tendrá 15 kilómetros de extensión y pasará por un total de siete comunas de la capital metropolitana. Otra iniciativa que contribuyó a la menor inversión Pública es el proyecto Alameda-Rancagua de la Empresa de Ferrocarriles del Estado (EFE), que significó una inversión de US$645 millones. Dicho proyecto cuando esté en pleno funcionamiento debería unir las capitales de las regiones de O’Higgins y Metropolitana en tan solo 50 minutos.

*Resto: Comercio, Industria, Servicios y Turismo
Fuente: Departamento de Estudios Sofofa
*Resto: Comercio, Industria, Servicios y Turismo
Fuente: Departamento de Estudios Sofofa
Fuente: Departamento de Estudios Sofofa

Para acceder a nuestros últimos informes, acceda al sitio:

Observatorio de la Inversión N°15
Observatorio de la Inversión N°14
Observatorio de la Inversión N°13
Observatorio de la Inversión N°12