•   
  •   
  •   

Síguenos


Inicio / Corporativa / ¿Quiénes Somos? / Hágase Socio / Código de Ética de la Sociedad de Fomento Fabril (1957)

Código de Ética de la Sociedad de Fomento Fabril (1957)

Sofofa propicia el desarrollo de la producción industrial de Chile, sujeto a normas de moralidad que, junto con prestigiarla, resguarden los intereses y derechos de la colectividad y formen, a la vez, dentro de la actividad productora un clima de ejemplar honestidad que asegure una equitativa y armoniosa convivencia entre los diversos factores humanos que la integran. Para lograr estos fines, los miembros de la Sofofa encuadrarán sus actividades dentro de las siguientes normas:

1.- Respetar las leyes y sus reglamentos, sin perjuicio de luchar por su derogación o reforma cuando se estimen injustas o inconvenientes. Este cumplimiento será especialmente observado en aquellas disposiciones legales directamente vinculadas a la actividad industrial, tales como el Código del Trabajo y el Régimen Tributario, entre otras. El cumplimiento de este principio es básico para el ejercicio de la iniciativa privada en igualdad de condiciones ante la ley.

2.- Procurar que se mantenga dentro de la industria un ambiente de cooperación, entendimiento y equidad que, sin menoscabo del orden disciplinario y jerárquico, contribuya a una mayor unión del capital y el trabajo y, en consecuencia, prestigie al régimen de empresa privada.

3.- Mantener siempre presente el concepto de servicio a la colectividad como complemento indispensable de las legítimas finalidades lucrativas de la empresa. Resguardar los intereses del consumidor y, a la vez, crear un ambiente de respeto y buena voluntad hacia la industria, cuidando en forma preferente la calidad, especificación, precios, peso y dimensiones de los artículos manufacturados.

4.- Otorgar a los proveedores consideraciones similares a las que se desea recibir de los clientes.

5.- Tratar a los competidores dentro de la máxima corrección, evitando competencia desleal, aunque sin perder de vista que es la competencia, limpia y legal, la que mejor asegura la supervivencia del régimen de empresa privada.

6.- Cumplir estricta y oportunamente las obligaciones públicas y privadas relacionadas con la actividad industrial de manera de mantener el prestigio y buen nombre de las empresas.

7.- Condicionar la propaganda y publicidad que se utilice para la colocación y promoción de los productos en el mercado, a la más estricta veracidad y seriedad, evitando toda declaración o referencia que pueda inducir a error.

8.- Cooperar con las autoridades en el desempeño de sus legítimas funciones como parte integrante de la labor de todo empresario.

9.- Considerar, por sobre cualquier otro factor, el interés nacional.

Sociedad de Fomento Fabril
Fundada en Santiago de Chile, el 7 de Octubre de 1883